Alarmas para ropa

Alarmas para ropaAlarma antirrobo

Para hacerse con los mejores sistemas de alarmas para ropa o alarmas para tiendas no dude en confiar en los más de 20 años de experiencia que ponemos en sus manos los profesionales que integramos la plantilla de SIDEP. Estamos presentes en gran parte de la geografía española a través de nuestra amplia y sólida red de delegaciones y distribuidores. Sólo así podemos garantizar a nuestros clientes un servicio completo e integral. En nuestra web podrá encontrar una sección de ofertas, en la que puede acceder a los productos más avanzados del mercado a precios competitivos. Las alarmas para ropa deben cumplir a nuestro juicio con las siguientes premisas: 1) Deben tener un adecuado rango de detección en consonancia con los arcos antihurto. 2) Deben disponer de una resistencia mecánica y frente al fuego suficientes. Y 3) Deben ser estéticas, para no desentonar con las prendas ni con el estilismo de la tienda, habitualmente muy cuidado. Para cumplir con la primera premisa intervienen 2 elementos: por un lado la propia etiqueta rígida a colocar en la ropa, ya que a mayor tamaño de ésta, mayor será la ferrita que alberga y en consecuencia mayor será el rango de detección del que dispondrá la alarma en cuestión. Por otro lado, la calidad y prestaciones de los arcos antihurto influye también en las posibilidades de detección de las alarmas y por tanto en el ancho de paso que como máximo se puede cubrir entre arco y arco. Indicar no obstante en este punto que el entorno eléctrico y las interferencias externas del ambiente afectan al comportamiento y funcionalidad de las antenas antihurto, pues estos son equipos que trabajan con señales e inevitablemente el entorno externo puede llegar a influirles. La segunda premisa está en función de los materiales con los que se fabrica la alarma. Los hay más baratos pero de peores características, con lo que puede ser más sencillo romper, quitar o desintegrar una alarma de una prenda, quedando ésta desprotegida. Aunque el coste sea un poquito mayor, conviene disponer de alarmas más seguras y fiables. La tercera premisa está en función del diseño de la alarma. Cada vez éstas son más elegantes y sugerentes, en sintonía con la esmerada estética de las tiendas de ropa. En cuanto al nivel de seguridad de la etiqueta rígida en lo relativo a que una persona (cliente o usuario, no personal de tienda) pueda ser capaz de abrir la etiqueta –es decir, separar la cabeza o pin del cuerpo, y por tanto quitarla de la prenda que la llevaba colocada – o incluso cortar la prenda alrededor de la etiqueta para desembarazarse de ésta, las claves son las siguientes: si tenemos un problema grave y reiterado de hurto de prendas, lo más probable es que alguna persona o banda disponga de un desacoplador (imán) con el que puede abrir las etiquetas de la misma forma que nosotros lo hacemos en la tienda; para estos casos, SIDEP dispone de etiquetas rígidas que sólo pueden abrirse con un desacoplador especial que no está disponible en el mercado. Aquí se acaba el problema. Y en relación a la posibilidad de cortar la prenda en torno al perímetro de la etiqueta, lo mejor es emplear etiquetas de un cierto diámetro, por lo que si cortan la prenda a su alrededor la harán prácticamente inservible, lo que a su vez convierte en inútil y carente de sentido tratar de robarla. Nuestros equipos antihurto son sinónimo de fiabilidad. Nuestras soluciones de seguridad en tiendas están presentes en más de 3.000 comercios en toda la geografía nacional. Nuestros técnicos pueden asesorarle acerca de los productos que mejor se amoldan a sus necesidades concretas. Para hacerse con las mejores alarmas para ropa contacte con nuestro servicio de asistencia técnica. Llámenos al número de teléfono 96 383 1315.