Si necesita adquirir etiquetas adhesivas RF AM o cualquier otro sistema de seguridad para su establecimiento comercial, tienda o negocio no dude en confiar en los profesionales que integramos la plantilla de SIDEP. Permítanos asesorarle sin compromiso. Ofrecemos a nuestros clientes una amplia gama de productos y etiquetas de radiofrecuencia, electromagnéticas, acustomagnéticas o arañas, tanto en formato adhesivo como rígido, de manera que se amoldan con gran precisión a diferentes sectores y tipología de comercios. Recuerde que en un ámbito tan importante y delicado como el de la seguridad, la calidad sí que importa, y mucho. Más si cabe cuando estamos hablando de etiquetas adhesivas, basadas en un circuito pasivo impreso que debe lograr interferir con las señales de las antenas antihurto y que éstas piten y den la señal de alerta, en el caso de que alguien intente sacar fuera de la tienda un producto o productos que no ha comprado. La tecnología y la calidad en este caso son un factor relevante, o de otro modo las etiquetas le servirán para bien poco…

En cuanto a las etiquetas RF (etiquetas adhesivas radiofrecuencia), las hay de distintos tamaños y formas. La más común y habitual en tiendas es la etiqueta adhesiva de 4×4 cm, pues es un tamaño lo suficientemente grande como para garantizar una buena detección con las antenas de RF y al tiempo sus dimensiones son suficientemente reducidas para permitir pegarlas en la inmensa mayoría de artículos, sin desvirtuar la apariencia del artículo a proteger, quedando adheridas de forma plana y en un lado adecuado del artículo, como debe ser. No obstante, hay otros tamaños como la etiqueta cuadrada de 5×5 cm, la etiqueta rectangular de 2×6,5 cm especial para productos de cosmética, o la etiqueta redonda de radio 4 cm e incluso la de radio de 3 cm. Es necesario indicar que cuanto menores son las dimensiones de las etiquetas menor rango o posibilidades de detección tienen, aunque son más manejables y estéticas a la hora de adherirlas a los artículos. Por contra, a mayor tamaño, mayor rango de detección. Asimismo indicar que están disponibles en formatos diversos: blancas, código de barras, especiales para productos frescos y congelados…

Por su parte, las etiquetas AM (etiquetas adhesivas acustomagnéticas) tienen un formato mucho más estándar. Son características por su tamaño rectangular y alargado. También pueden ser blancas o de código de barras, a elección del cliente. De manera general, la principal clasificación con estas etiquetas la podemos establecer entre las adhesivas (que se pegan al producto a proteger del hurto) y las insertables; estas últimas son algo más largas y no son adhesivas, sino que tienen una pequeña cuña o “punta de flecha” en uno de los extremos de manera que las hace ideales para insertarlas dentro del envoltorio de film de plástico fino que envuelve muchos artículos (cosmética, perfumería, etc), de modo que la etiqueta no queda pegada sino literalmente dentro del artículo. En algunos casos, esto añade un plus de seguridad al no quedar la etiqueta tan expuesta, si bien generalmente su coste también es un poco más elevado. Normalmente la solución de seguridad más idónea es la que integra de un modo equilibrado y racional los distintos dispositivos antihurto; por ejemplo en el caso que estamos hablando, utilizar las adhesivas para productos de menor valor y colocar las insertables en aquellos otros de mayor valor cuya pérdida o robo supondría un quebranto económico de más envergadura.

Nuestras alarmas para ropa y etiquetas RF AM (en general, todas nuestras soluciones de seguridad) están presentes en más de 3.000 tiendas y grandes superficies en toda España, así como en algunos establecimientos comerciales en Europa.

Para adquirir una etiqueta adhesiva RF AM puede solicitarnos toda la información que precise. Nosotros podemos asesorarle acerca de los productos que mejor se adaptan a sus necesidades concretas. Desde hace más de 20 años ponemos en manos de los usuarios los artículos más eficaces.