Hay numerosas ventajas que presentan las etiquetas adhesivas antihurto, y para muchos tipos de producto son las únicas que son aplicables si los queremos proteger frente al robo de forma sencilla y barata, aunque también es conveniente conocer sus limitaciones. Comentarle asimismo que en SIDEP podemos servirle de forma inmediata el tipo de etiquetas adhesivas antihurto que usted necesite para su tienda, siempre con la calidad de producto que nos caracteriza y a un precio competitivo.

Enumeramos las ventajas que podrá aprovechar empleando este tipo de etiquetas:

  • Las etiquetas antihurto adhesivas son muy económicas en comparación con otros dispositivos de protección frente al hurto. Desde ese punto de vista, supone un ahorro para su bolsillo.  
  • En el caso de las etiquetas adhesivas de radiofrecuencia, son como pegatinas finas muy flexibles, por lo que pueden adherirse muy bien a productos que presenten contornos redondeados o geometrías más complicadas. En el caso de las etiquetas adhesivas acustomagnéticas, aunque también son bastante versátiles, el grado de flexibilidad y adaptación a contornos que no sean planos es menor, ya que estas etiquetas tienen mayor grosor y su rigidez es más acusada, en comparación con las de radiofrecuencia.  
  • Su desactivación en caja, cuando el cliente está adquiriendo los productos, es muy simple y rápida. Tan sencillo como pasar las etiquetas sobre un dispositivo llamado desactivador. Como ejemplo, todos hemos visto lo rápido que en un supermercado desactivan las etiquetas adhesivas antihurto pegadas a los productos, al tiempo que en caja leen la referencia de dichos productos y nos sacan la cuenta.  
  • Pueden llevar un código de barras grabado. Este código en principio no sirve como número de referencia del producto ni nada por el estilo, pero ayuda a disimular el carácter de dispositivo antihurto que tienen las etiquetas, pasando así más inadvertidas.

Como limitaciones, señalar las siguientes:

  • Son un consumible (dispositivo no recuperable), que está por tanto rotando continuamente. Así que, asegúrese de tener siempre suficientes en stock para no quedarte desprotegido.
  • Su rango de detección es menor, en comparación con las etiquetas rígidas que portan ferrita. Así que este hecho deberá tenerse en cuenta a la hora de decidir la distancia entre las antenas antihurto.
  • Si quiere utilizar etiquetas adhesivas para productos frescos o congelados, no le valdrán las normales. Para este uso existen unas etiquetas especiales. Son más caras, pero le permitirán proteger este tipo de productos.
  • Presentan mayor facilidad a la hora de arrancarlas o de inhabilitar su función de protección, en comparación con otros dispositivos antihurto.

Respecto a las dimensiones de las etiquetas antihurto adhesivas, tenemos distintas posibilidades según se traten de etiquetas de radiofrecuencia o de tecnología acustomagnética. Disponemos de varios tamaños para las primeras, siendo el más habitual la etiqueta de formato cuadrado de 4×4 cm, aunque también hay disponibles otros formatos como 5×5 cm, rectangulares de 4×3 cm, de 2×5 cm o de 2×6,5 cm (estas dos últimos son formatos de etiquetas especiales para cosmética) e incluso redondas de radio 3 cm o de radio 4cm, entre otros formatos y tamaños posibles. En radiofrecuencia por tanto podemos adaptar formatos diversos de etiquetas antihurto adhesivas a distintos tipos de productos según su tamaño, forma, etc. En cambio, en acustomagnético, la etiqueta adhesiva tiene un formato único, rectangular y alargado, de unos 45×11 mm aproximadamente, y además la etiqueta es más rígida como antes ya se ha mencionado, si bien podemos elegir entre la adhesiva propiamente dicha y la insertable (se inserta dentro del film de plástico que envuelve ciertos productos como perfumes, cosmética…).

Si necesita usted etiquetas adhesivas antihurto, permítanos asesorarle y presentarle nuestra oferta. Quedará encantado con el producto y con el precio. Llámenos ahora al 96 383 13 15 y hablamos sin compromiso.