La RFID (identificación por radiofrecuencia) es una tecnología que lleva años disponible en la industria y en las grandes cadenas logísticas, ofreciendo un enorme valor en lo relativo a la trazabilidad de los envíos y de los productos, y que ahora es el momento apropiado para el salto de la RFID al retail y establecimientos comerciales en general por 2 motivos fundamentales:

  1. Es una tecnología más madura y desarrollada.
  2. Los costes de la RFID se han reducido notablemente en los últimos años, haciéndola mucho más accesible en este sentido para las tiendas.

¿Cuál es el valor que nos ofrece la tecnología RFID? Básicamente poder leer artículos (y toda la información asociada a los mismos) de manera extraordinariamente rápida, así como el hecho de no tratarse de una tecnología de contacto (a diferencia por ejemplo de la tecnología basada en lectura de código de barras) lo que la hace más cómoda, más ágil y sobre todo disminuye la posibilidad de cometer errores de lectura.

¿Qué ventajas y qué valor aporta la RFID a las tiendas y establecimientos comerciales? Mediante soluciones RFID podemos atajar diversas problemáticas asociadas al retail, entre las cuales podríamos destacar las siguientes entre otras:

  • Realizar inventarios ultra-rápidos. Como dato orientativo, con RFID podemos llegar a leer e inventariar 6.000 productos en unos 30/45 minutos. La gestión y el control del inventario se llevan así de forma más habitual, ágil y efectiva.
  • Potenciar más activamente la venta cruzada y venta complementaria en tienda. Mediante dispositivos que actúan como sistemas de recomendación que interactúan con los clientes partiendo de los artículos en los que inicialmente han mostrado un interés. En definitiva, la RFID contribuye a vender más y mejorar la experiencia del cliente.
  • Complementar la seguridad frente al hurto. La RFID puede emplearse como sistema de seguridad –en SIDEP recomendamos se haga de forma complementaria y no sustitutiva de los equipos antihurto tradicionales– y freno al hurto que nos aporta mayor información: qué artículos han sufrido un mayor hurto, qué días y a qué horas, etc.
  • Eliminar las colas que se forman en las cajas de compra (o reducirlas a la mínima expresión). Mediante sistemas de pago ultra-rápidos basados en RFID. De esta forma eliminamos las “ventas frustradas” que se producen en los momentos punta debido a las esperas en las tediosas y odiadas colas, y que no son pocas…

En definitiva, en SIDEP creemos que es la hora de la RFID aplicada al sector retail, en las propias tiendas y establecimientos comerciales, por todas las razones y argumentos indicados. De hecho, cada vez se van viendo más ejemplos de ello “a pie de calle”.

Eso sí, implementar soluciones RFID implica cambios en los procesos y procedimientos, en las formas de proceder y actuar, cambios que deben ser asumidos, entendidos y aprovechados por el personal de tienda –que serán los primeros beneficiados–, por ello desde SIDEP recomendamos que se deje asesorar por una empresa profesional y con experiencia en RFID, no sólo en la tecnología sino también en las implicaciones que su implantación supone a nivel de procesos de trabajo, y que redundarán en beneficio de los empleados y de la empresa sin lugar a dudas.

En SIDEP quedamos a su disposición, sin ningún tipo de compromiso, para escuchar sus necesidades e intereses, y a partir de ahí valorar un posible proyecto RFID en su tienda o cadena de tiendas que vaya alineado con dichos intereses. Llámenos al 96 383 13 15 y le atenderemos al instante.